Inteligencias Múltiples / Inteligencia Lógico Matemática

Foto tomada de la web. Si sabes que tiene
derechos reservados de autor, avísame para retirarla.
¿Han escuchado sobre las inteligencias múltiples? Es una teoría planteada por el psicólogo estadounidense Howard Gardner en al año 1983, mediante la cual explica que la vida humana requiere desarrollarse en varios tipos de inteligencias. Ya no hablamos de una única inteligencia marcada por un determinado coeficiente intelectual y estereotipada en personas que sobresalen en áreas que requieren un pensamiento lógico.



En este sentido encontramos muchos genios del arte que fueron conocidos por presentar serios problemas de aprendizaje en la escuela, donde eran tachados como “poco inteligentes o tontos”, en cambio los que obtenían altas calificaciones recibían el título de “muy inteligentes”.

Creo que muchas escuelas están avalando esta teoría, y están capacitando a su personal docente para que reconozca y estimule las diferentes inteligencias en los niños, y fortalezca aquellas donde tienen dificultades. En el colegio donde yo estudié y donde espero que estudie mi hija, ya lo hacen y tienen buen recorrido en este campo (Colegio Pureza de María). Ya no hay niños más inteligentes que otros, ahora tenemos niños que destacan en cierta área.

Entonces tenemos a niños que no pueden ser muy buenos con los números, pero tienen habilidades extraordinarias en oratoria, otros en artes manuales o danzas, otros son buenos en sus relaciones interpersonales, etc. Algunos tienen la ventaja de destacar en más de una inteligencia, pero lo importante es que tanto padres y maestros podamos estimular todas estas áreas de aprendizaje.

Según esta teoría, existen nueve tipos de inteligencias:


1.    Inteligencia Lógico Matemática
2.    Inteligencia Lingüística
3.    Inteligencia Kinestésica
4.    Inteligencia Espacial
5.    Inteligencia Musical
6.    Inteligencia Interpersonal
7.    Inteligencia Intrapersonal
8.    Inteligencia Naturalista
9.    Inteligencia Espiritual

En los siguientes post de los miércoles, que tienen que ver con los niños, les presentaré una pincelada de lo que trata cada una de las inteligencias mencionadas, y les propondré actividades para estimularlas. 



Foto tomada de la web. Si sabes que tiene
derechos reservados de autor, avísame para retirarla.


Empezamos con la Inteligencia Lógico Matemática, que es la más reconocida como inteligencia. Tú identificas en una persona una marcada habilidad con los números o con el razonamiento lógico e inmediatamente la calificas como una persona inteligente. 


Aunque sea la más común no significa que sea la única.

Aquí les dejo algunas actividades para estimular esta inteligencia en los niños, particularmente en niños de 1 a 3 años, no olviden que los primeros años son los más importantes para el aprendizaje.


1.    Juegos de asociación o clasificación: Empiecen a introducir figuras sencillas, como triángulo, cuadrado y círculo. Pueden dibujar cada figura en un papel y recortar otras en cartulinas de colores, y le piden al niño que ponga cada una en su lugar. 


2.    También pueden asociar otras formas, como animales, frutas, o colores. Por ejemplo, yo una vez hice muchas pelolitas de papel crepé con los colores primarios (rojo, azul y amarillo). Luego dibujé en el piso con marcador de agua tres círculos, y le pedí a mi hija que colocara en cada círculo las pelotitas de un solo color. En ese entonces no pretendía enseñarle los colores, solamente a clasificar las pelotitas que tuvieran el mismo color. Además al recoger cada pelotita con su dedito estimulaba también la motricidad fina. 


3.    Pongan en una caja varios pares de objetos. Por ejemplo, dos calcetines, dos crayolas, dos pelotas, dos bloques de lego, etc. Luego pidan al niño que saque uno por uno, colocando juntos cada par.


4.    Contar objetos. No importa si no se aprende los números a la primera. Simplemente cuenten. Mientras son pequeños y todavía no van a la escuela, pueden contar solamente hasta cinco. Cuenten los calcetines, las naranjas, los biberones, cualquier cosa del entorno para que los niños vayan aprendiendo que los números son parte de la vida cotidiana. 


5.    Introduzcan en su vocabulario palabras de secuencia temporal: primero, después, por último. Por ejemplo: Primero te voy a bañar, después te voy a vestir y por último te vas a tomar tu lechita. Estas son actividades seguidas por lo que el niño puede fácilmente identificar la secuencia. Sin embargo, les comento que la primera vez que hice esto con mi hija fue con actividades más prolongadas a lo largo del día, y ella se aprendió la secuencia y me avisaba lo que seguía. Esto fue lo que dije: Primero vamos a comer, después vas a dormir, cuando te despiertes vamos a Misa, y después vamos al parque”. Créanme que me sorprendió, se lo repetí varias veces, ella misma me dijo después de comer “ahora vamos a dormir mamá”. Durmió una siesta de dos horas y al despertar me dijo con alegría: “Mami ahora vamos a Misa y después parque”. Mi pequeña solo tenía 26 meses. Por eso les digo que nunca subestimen a sus hijos. No tengan miedo de que aprendan cosas nuevas.


6.    Conceptos de mucho y poco. El arroz crudo es un material que aman los niños. A ellos les gusta mucho tocar. Siempre que jueguen con él nunca los pierdan de vista, atentos a que no se lo metan a la boca. Pueden incluso pintarlo. Hagan dos grupitos de arroz, uno con poco y otro con mucho para que los niños aprendan estos dos conceptos. 


7.    Hagan preguntas que tengan una respuesta pensada, y si el niño no responde porque está muy pequeño, respondan ustedes mismos. Por ejemplo:
-    ¿Quieres jugar con los bloques? – Sí - ¿Por qué? – Porque quieres construir un castillo - ¿Cómo quieres que sea? – Muy grande - ¿Quién vivirá en el castillo? – Una princesa


8.    Coloca frente al niño varios objetos de diferentes tamaños y pídele que los coloque (ya sea en fila o en torre) desde el más pequeño hasta el más grande, o viceversa. 


9.    Cuando estés cocinando invítalo a ayudarte y muéstrale como los ingredientes cambian sus propiedades. A mi hija le encanta cocinar conmigo, se sube en una mesita pequeña, le rompo un huevo en una taza y le digo que lo mueva, así ella observa cómo la yema se desvanece y se mezcla con la clara. Luego con mucho cuidado la cargo mientras pongo el huevo en el sartén y ella observa cómo cambia y se pone duro. Siempre recuerden estar muy alertas con los niños en la cocina y enseñen desde muy temprana edad que ciertas cosas no pueden tocar como los cuchillos, los fósforos, o las llaves de gas. 


Espero que disfruten estas actividades con sus hijos