Arroz de colores



El día de hoy, mientras continúo trabajando en los cubos, les presento un paso a paso para pintar arroz y usarlo en infinidad de trabajos manuales y decoración, además a los niños les encanta.

Luego del paso a paso les dejo algunas ideas para usar nuestro arroz pintadito.

He visto muchos tutoriales con diferentes formas para teñir arroz, incluso yo usé una diferente para mi boda, lo hice con papel crepé, quedan bien, pero esta técnica me gustó más por dos razones: se fijan bien los colores y el resultado son colores más vivos.

Pueden usar este mismo procedimiento para pintar pasta, recuerden que al igual que el arroz, debe estar cruda.


Necesitamos:



Paso a paso







- Es excelente para la estimulación sensorial de nuestros niños. Simplemente dejemos que jueguen libremente con él. Estimulamos los sentidos del tacto, la vista y el oído. Sí, el oído, escribí bien…inviten a sus niños a dejar caer el arroz sobre diferentes tipos de recipientes (de vidrio, de aluminio, de plástico, etc.) para que escuchen cómo suena al caer. Luego pueden hacer una maraca con arroz de varios colores en una botella de plástico cerrada.

- También podemos estimular la motricidad fina, haciendo que los niños recojan granitos de arroz y los depositen en un pequeño recipiente.

- El típico uso en las bodas. Encantará a los invitados lanzar arroz de colores a los novios. Será algo original y llamativo. Pongan en bolsitas de organza pequeñas cantidades de arroz y la cierran con un lacito de cinta.

- Decorar jarrones de vidrio. ¡Se ven lindos! Y quedan mucho mejor si dividimos el arroz en bloques de colores, y colocamos flores no muy coloridas para que no compitan con los colores del arroz. Pueden ser flores secas.

¿Cómo lo usé yo?

Me reservé la mitad de cada color para hacer una manualidad con mi hija.
La otra parte se la di para que jugara:








¿Qué aprendió?

1. Motricidad fina (verter el arroz de un recipiente a otro)
2. Practicamos los colores
3. Conceptos de mucho y poco
4. Juegos de simulación (cocinó un arroz delicioso, le puso cebolla y todo, y me lo sirvió en un platito…hasta un refresco disfruté)
5. Hicimos música y bailamos

¿Qué hicimos con la otra parte del arroz que pintamos?

Un cuadro en relieve.

Usamos el arroz para hacer un arcoíris, y yo hice algunos dibujos amplios para que ella misma pintara con sus deditos, tratando de no salirse del contorno.



Yo solamente hice los dibujos y puse pega blanca en cada color del arcoíris. Mi hija se encargó de poner el arroz y pintar. Creo que nos quedó bonito. Lo conservaremos en una retratera.



La mejor parte de todo esto fue ver jugar y divertirse a mi hija...y mientras cocinaba su arroz de colores, me decía: "gracias mamá"...

Si les gustó compartan en sus redes sociales.


Gracias por leerme, y una vez más les deseo un buen fin de semana. Ojalá se animen a jugar con sus hijos con este divertido arroz de colores. Envíenme por correo algunas fotos de su arroz y los usos que le dieron para hacer una recopilación y publicarlo en este blog.