Inteligencia Interpersonal


Estoy de regreso luego de varios días ausente. Me alejé un poco del Blog para atender una que otra prioridad.

Esta vez continuamos aprendiendo sobre las inteligencias múltiples. Hoy le toca al turno a la inteligencia interpersonal. Aprenderemos qué es, cómo identificarla y algunas técnicas para estimularla.

Si se perdieron alguna de las entradas anteriores pueden leerlas siguiente estos enlaces:


Volviendo a nuestro tema, la inteligencia interpersonal es la capacidad para entender a los demás, actuar en situaciones sociales y reconocer en otros las diferentes emociones.


Tener buenas relaciones interpersonales no se trata solamente de ser el popular del grupo y tener muchos amigos, sino de tener las habilidades sociales adecuadas para resolver conflictos, persuadir a los demás, empatizar con los sentimientos de otros, esto último se refiere a la habilidad de ponerse en el lugar de los demás, reconocer sus diferentes emociones y de cierta manera “sentir” lo que los demás sienten, para poder ayudarles.

La inteligencia interpersonal también involucra la capacidad de comunicarse eficientemente en ambas vías, es decir, poder entender lo que los demás nos quieren decir y poder expresar nuestros propios sentimientos y pensamientos. Esta habilidad de comunicación permite negociar, dirigir y trabajar en equipo.




Las personas con este tipo de inteligencia disfrutan mucho de la compañía de los demás y generalmente tienen un espíritu de liderazgo que los lleva a tener éxito en el campo laboral, en los estudios y en sus relaciones sociales.



Enfocándonos exclusivamente en los niños, podemos identificar las siguientes cualidades que se encuentran presentes en el área de esta inteligencia en particular:



  1. No son niños solitarios, por el contrario disfrutan y aprenden mucho trabajando en grupo y relacionándose con otros niños.
  2. Son capaces de convencer a los demás con sus propios argumentos, tanto a otros niños, como a los mayores.
  3. Expresan lo que quieren de forma adecuada, sin miedos y sin aires de dictadores.
  4. Pueden negociar: aceptan acuerdos
  5. Les gusta pertenecer a grupos donde pueden interactuar con otros niños.
  6. Aman las fiestas y las reuniones sociales.
  7. Les gusta explicar cosas a otros niños. Comunican y comparten lo que ellos saben.
  8. Les gusta ser líderes. Generalmente son los que dirigen los juegos. Pueden ser un poco manipuladores, porque siempre quieren que los demás hagan todo lo que ellos dicen.
  9. Se ponen tristes si ven a otra persona triste. Se ponen alegres si ven a alguien alegre. Absorben las emociones ajenas.


Quiero traer a colación el indiscriminado uso de los dispositivos móviles. Tristemente esto está causando que merme la inteligencia interpersonal, que como todas las demás inteligencias se debería estimular en la primera infancia. Sin embargo, nuestros niños pasan un tiempo considerable usando nuestros smartphones o tablets, y esto hace que se vuelvan solitarios o que rehúyan al contacto social. Procuremos minimizar o controlar el uso de esos aparatos y proponer en su lugar juegos y actividades que estimulen el desarrollo integral de los niños.





Algunas cosas que podemos hacer para estimular la inteligencia interpersonal en los niños.

  • Sin duda, el primer contacto social que tienen los niños es con su madre. Así que es de mucha importancia fortalecer el vínculo materno filial. Las mamás debemos hablarles mucho, acostumbrarlos a nuestra voz, si es posible desde que están en la pancita, usando un tono de voz relajado y cariñoso. También es importante establecer contacto visual y táctil, muchos abrazos y caricias. En los recién nacidos podemos aplicar la técnica piel con piel, yo lo hice con mi hija, y es una forma muy estimulante para fortalecer ese vínculo de madre e hijos, además les brindamos seguridad.
  • El contacto físico es muy importante, cuando ya están mayorcitos debemos abrazarlos siempre, dar abrazos sin motivos.
  • Procurar que tengan contacto con otras personas, llevarlos a lugares donde puedan interactuar con otros niños, fiestas, piñatas, parques, etc. Enseñarles cómo se hacen nuevos amigos. Cuando mi hija va al parque yo noto que ella mira constantemente a los otros niños, con ganas de jugar o algo así. Pero lógicamente está aprendiendo sus habilidades sociales. Así que un día me senté con ella en una banca y le hice comentarios sobre lo que hacían los otros niños, luego le expliqué cómo se hacen amigos nuevos: “Vas donde la niña, le dices hola, cómo te llamas, y luego tú le dices tu nombre, listo. Después la puedes invitar a jugar contigo, y ya tienes una amiguita nueva”. Sin embargo, también es importante no forzarlos, si ellos no quieren saludar a alguien, aunque sea familiar, no debemos obligarlos, debemos respetarlos. Esto es muy importante para evitar futuros abusos. Debemos enseñarles que ellos tienen el derecho de decidir a quién quieren dar un saludo, un beso o un abrazo, así les ayudamos a que seleccionen sus relaciones.
  • Nombrar las emociones por su nombre. Cuando están tristes, alegres o enojados, debemos explicarles qué es eso y por qué se sienten así. Debemos validar sus emociones, no juzgarlos. Si están enojados enseñémosle qué es el enojo y cómo manejarlo. Dejemos que expresen todo lo que sienten, dejemos que lloren e incluso que griten. Una vez que pase el episodio, cuando ya estemos calmados, podemos hablar sobre lo ocurrido.
  • Jugar a que hagan diferentes caras, gestos o tonos de voz, con las diferentes emociones. Cara de enojado, cara triste, cara feliz, etc. También podemos usar láminas o dibujos, la idea es que puedan identificar gestos asociados a las emociones.
  • Pasados los tres años, podemos identificar alguna habilidad en nuestros hijos, y proponerles que integren un equipo deportivo, de baile, de música, etc., repito: proponerles. Ellos deciden de acuerdo a sus intereses.
  • Invitarlos a que ayuden a otros niños en algún juego o actividad que ellos dominen.
  • Enseñarles a jugar por turnos, a que esperen con paciencia y respeten el turno de los demás.
  • Podemos jugar a los talentos. Montar un pequeño show con familiares o vecinos, e invitar a varios niños a que presenten un talento, como bailar, cantar, saltar, etc.
  • También podemos jugar dramatizando un cuento o creando diálogos con otros niños.


La inteligencia interpersonal es una parte muy importante para el desarrollo de nuestros hijos. Procuremos estimularla adecuadamente. Por lo general, los niños que tienen alguna deficiencia en esta área presentan problemas de otra índole, como autismo, por eso estemos atentos a las señales para actuar oportunamente.


Recordemos que las relaciones con los demás son un aspecto muy importante en nuestra vida, porque somos naturalmente seres sociales y sociables. Ninguno de nosotros puede vivir en una burbuja, siempre tenemos que establecer contacto con otras personas. Cuidemos a nuestros niños para que esas relaciones sean sanas.